jueves, 23 de abril de 2015

La historia de Salifou

Esta es la historia de un país pobre donde niños con alto potencial no pueden ir a la escuela porque tienen que ayudar a su familia. Esta es la historia de Salifou.

Salifou es un niño muy despierto. Tiene sólo 2 años pero su desarrollo intelectual es muy superior a su edad. Lleva una semana en el CREN y ya ha averiguado cómo funcionan todos los juguetes e incluso se ha atrevido con las construcciones y los puzzles de los mayores. Tiene tantas ganas de aprender que le hemos comprado una pizarra para que dibuje. Cuando terminamos cada sesión nos ayuda a recoger los juguetes y dobla los tapices donde montamos la zona de juego. Se ve que desde muy pequeño ha tenido que ocuparse de tareas en su casa.

Los padres de Salifou son una pareja musulmana que viene del mundo rural. Aunque nos permiten jugar con su hijo, no nos acompañan, sino que nos observan con recelo.

El último día de Salifou en el hospital nos acercamos a su madre, que tiene unos preciosos pero apagados ojos negros. Le decimos que su hijo es muy listo y que, tal vez, llegue a ser un gran estudiante. Ella contesta que Salifou no irá a la escuela, que deberá dedicarse, como su padre, a cuidar los rebaños de otros. Le contestamos que si Salifou aprende a leer y escribir, un día eso podría ayudarle a tener su propio rebaño. Por un momento, un resplandor ilumina sus ojos cansados.


Queremos creer que hemos sembrado una semilla que hará crecer en su alma la esperanza de una vida mejor para Salifou.

  Davo y Salifou. ©Payasos Sin Fronteras/SocialClown

  miriam y Salifou. ©Payasos Sin Fronteras/SocialClown






No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡AYUDA SONRISAS al 28099!

¡AYUDA SONRISAS al 28099!
¡Y nos donarás 1'20 EUR! Sólo válido con Movistar, Orange y Vodafone.

Contribuyentes