miércoles, 30 de septiembre de 2020

Beirut recupera la alegría y la esperanza

(castellano más a bajo) 

The Beirut blast on August 4th caused widespread destruction in the city, leaving countless people with no shelter, thousands injured, and hundreds missing.

Needless to say, we were in a state of shock and couldn’t grasp what happened to our city and its habitants.

But soon enough, we realized we needed laughter and joy to be able to survive. Comic relief was needed in our lives and on the streets.

So 6 of us clowns, members of Clown Me In group, met and started rehearsing for a street performance to be presented in the most affected areas in Beirut.

It wasn't easy. We had to overcome our sadness and trauma after the explosion, as well as overcome the Covid 19 challenges. Clowns in masks? with a 2m social distancing? all sounded hard and impossible. But of course, the minute we stepped foot in the rehearsal room, all challenges got lighter and solutions started rising.

We performed for around 1500 people, and it felt great to make a change in all the affected areas in Beirut. It was so heartwarming for us to hear the children laugh, see them running and enjoying their time during the performances.

Prior to some shows, we particularly enjoyed our small parades with the residents of the neighborhoods while singing, dancing and greeting passersby.   

We have so many moments to remember, like that day in Mar mikhael where a 45 year old man was watching us perform and crying quietly. He told us it's the most beautiful thing he’d seen since the explosion and decided to come watch our show again the next day in another area.

Also in Mar mikhael, a 40 year old woman followed us and requested  to take a picture with us to keep remembering this “precious moment”,you made my day, she said.

In Karantina, some kids came to watch us several times and there’s this one kid who managed to find us wherever we were performing in the area. He came to us and said he’s been seeing the show in his dreams every night and he’d like us to come up with a new one because he now knows it by heart!!

We heard so many stories about kids who were severely injured by the blast but insisted on coming down to walk with us and watch the show.

One of those kids was Angie, a 5 year old girl who dared to leave her half destroyed home for the first time to follow the clowns and  jump, sing and play with us. Her mom couldn’t believe her eyes and was thanking us for making it happen. 

Our favorite story is that among the audience, in Sin El Fil, there was a little girl who simply stopped talking after the explosion. She came to see our show and ran back to her house and told her dad all about it. She talked! Clown is magic. Clown is life.

Our clown tour has come to an end, we feel happy, we feel thrilled, we feel humbled to have been able to spread a bit of joy and laughter, to have been able to add some colors to a grayish lebanon. Many stories to remember, many moments to cherish.

We can't wait for our next clown tour to start!


***************************************

Traducción al castellano:

La explosión de Beirut del pasado 4 de agosto causó una destrucción generalizada en la ciudad, dejando a innumerables personas sin hogar, miles de heridos y cientos de desaparecidos.

No hace falta decir que estábamos en estado de shock y no podíamos entender qué pasó con nuestra ciudad y sus habitantes. Pero pronto, nos dimos cuenta que necesitábamos alegría y sonrisas para poder sobrevivir. Así que nosotros, los 6 miembros de Clown Me In, nos reunimos y empezamos a ensayar para una actuación callejera que se presentaría en las zonas más afectadas de Beirut.

No fue fácil. Primero tuvimos que superar nuestra tristeza y trauma después de la explosión y luego superar los desafíos del Covid-19. ¿Payasos con mascarillas? ¿con un distancia social de 2 metros? Parecía imposible. Pero, por supuesto, en el momento en que pusimos un pie en la sala de ensayo, todos los desafíos se iban desvaneciendo y las soluciones comenzaron a surgir.

Actuamos para alrededor de 1.500 personas, y fue genial generar un impacto positivo en todas las áreas afectadas en Beirut. Fue muy reconfortante para nosotros escuchar a los niños reír, verlos correr y disfrutar de su tiempo durante las actuaciones.

Antes de algunos espectáculos, disfrutamos especialmente de nuestros pequeños desfiles con los vecinos de los barrios mientras cantábamos, bailábamos y saludábamos a los transeúntes.

Tenemos tantos momentos para recordar, como ese día en Mar mikhael, donde un hombre de 45 años nos miraba actuar y lloraba en silencio. Nos dijo que era lo más hermoso que había visto desde la explosión y decidió volver a ver nuestro show al día siguiente en otra zona.

También en Mar mikhael, una mujer de 40 años nos siguió y pidió tomarnos una foto con nosotros para seguir recordando este precioso momento, "me habéis alegrado el día", dijo.

En Karantina, algunos niños vinieron a vernos varias veces y había un niño que logró encontrarnos dondequiera que estuviéramos actuando en la zona. Vino hacia nosotros y nos dijo que había estado viendo el espectáculo en sus sueños todas las noches y que le gustaría que creáramos uno nuevo porque ya se lo sabía de memoria.


Escuchamos muchas historias sobre niños que resultaron gravemente heridos por la explosión, pero que, aún así, insistieron en bajar a la calle para caminar con nosotros y ver el espectáculo.


Uno de esos niños era Angie, una niña de 5 años que se atrevió a dejar su casa medio destruida por primera vez para seguir a los payasos y saltar, cantar y jugar con nosotros. Su madre no podía creer lo que veía y nos estaba agradeciendo por hacerlo realidad.

Nuestra historia favorita es que entre el público, en el barrio de Sin El Fil, había una niña que simplemente dejó de hablar después de la explosión. Vino a ver nuestro show y después corrió de regreso a su casa para contarle todo a su papá. ¡Volvió a hablar! El payaso es magia, el payaso es vida. 

Nuestra gira de payasos ha llegado a su fin, nos sentimos felices, nos sentimos emocionados, nos sentimos "humildes" de haber podido difundir un poco de alegría y sonrisas, de haber podido agregar algunos colores a un líbano grisáceo. Muchas historias para recordar, muchos momentos que apreciar.

¡No podemos esperar a que comience nuestra próxima gira de payasos!


Clown Me In







Uno de los whatsapps que recibimos: "Chicos, una de las madres de los niños que había en el show me ha llamado hace un rato para agradecer la actividad y para contarme que su hija de 5 años no ha hablado desde la explosión hasta ayer, que vino a casa y le contó a su padre lo que había visto en el espectáculo. ¿Cómo de bonito es esto?"



Una imagen vale más que mil palabras. En este vídeo os mostramos cómo lo hemos vivido: 



Esta expedición ha sido posible gracias a los granitos de arena de nuestros socios y socias y el apoyo del


************************

Gracias por leer nuestras aventuras en Beirut (Líbano).

Ayúdanos a seguir compartiendo sonrisas en éste y otros muchos países.


Atentamente,

Sabine, Feras, Stéphanie, Hisham, Ghalya y Samer

(miembros de Clown Me In)

martes, 29 de septiembre de 2020

Sonrisas contra el Covid-19

Comenzamos este mes nuevo proyecto en Burkina. Un proyecto de prevención sobre el Covid19 que nos llevará a realizar 540 actividades de sensibilización en 90 colegios de la ciudad. Para ello contaremos con dos equipos de artistas locales, que basándose en el poder de comunicación a través del humor y la risa, enseñarán a las niñas y niños de las escuelas locales las medidas más importantes para evitar el contagio y trasmisión de esta enfermedad. Este mes estamos de ensayos y el próximo pondrán ya sus pies en las escuelas. ¡Atención, que ya llegan los “Clownmunicadores” !






Este proyecto cuenta con el apoyo de los socios y socias de PSF y de la



*****************

Gracias por leer nuestras aventuras en Burkina Faso.

Ayúdanos a seguir compartiendo sonrisas en éste y otros muchos países.


Atentamente,

Davo y Lucie.

 

viernes, 3 de julio de 2020

Los cuidados de las Mamayasas

Hace un mes que recomenzamos las actividades de estimulación sensorial en el Centro de Recuperación Nutricional del Hospital Souro Sanou de Bobo Dioulasso. Durante este tiempo, y gracias al cuidado y esmero de las mamayasas, no hemos tenido que lamentar ni un sólo contagio por Covid-19. ¡¡¡Gracias Mamayasas!!!





 


Esta expedición cuenta con el apoyo del 




*****************
Gracias por leer nuestras aventuras en Burkina Faso.

Ayúdanos a seguir compartiendo sonrisas en éste y otros muchos países.


Atentamente,

Davo y Lucie.





¡AYUDA SONRISAS al 28099!

¡AYUDA SONRISAS al 28099!
¡Y nos donarás 1'20 EUR! Sólo válido con Movistar, Orange y Vodafone.

Contribuyentes